martes 15 de noviembre 2022

Planta de harinas de CMI renovó la certificación de carbono neutral

Por tercer año consecutivo la planta de harinas de CMI renovó la certificación de carbono neutral, como parte de un compromiso de la compañía para reducir sus emisiones de gases efecto invernadero.

La planta de harinas de CMI mantiene su compromiso en impulsar el desarrollo sostenible y el cuidado al medio ambiente, por tercer año consecutivo renovó la certificación de carbono neutral tras implementar una serie de acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que se generan en sus operaciones.

De acuerdo director comercial de harinas de CMI El Salvador, Sergio Araujo, en 2021 la planta de harinas logró una reducción de 1,600 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual represento una disminución del 10% respecto al año anterior.

La empresa obtuvo en 2020 su primera certificación carbono neutral, que a la vez la convirtió en la primera planta de alimentos en el país en contar con ese reconocimiento.

Para logarlo han instalado paneles solares en cuatro plantas de producción de alimentos en El Salvador, cada uno de estos proyectos provee entre el 10% y el 25% del consumo energético de cada planta.

Para los próximos años, CMI alimentos está buscando implementar certificaciones de carbono neutral en otras plantas de la corporación.

También le seguirán apostando a otros proyectos de sostenibilidad como por ejemplo el centro de capacitación y desarrollo para panaderos que ha permitido hasta la fecha la formación de más 130,000 personas en todos los países donde operan.