miércoles 17 de agosto 2022

Negocios Hechos – La dulce tradición de San Vicente

En Negocios Hechos conoceremos un emprendimiento familiar que ha permanecido en el paladar de los salvadoreños por más de 160 años.

Hablamos de una dulce tradición que se niega a desaparecer en el departamento de San Vicente, me refiero a la dulcería Villalta, un emprendimiento que nació en 1860, cuando la abuela de doña Argelia, decidió dedicarse a elaborar dulces artesanales y ahora a sus 97 años nunca se imaginó que su vida estaría marcada para darle continuidad a un legado de dulces artesanales heredado por las dos mujeres más importantes en su existencia.

Ahora ya son cuatro generaciones las que han pasado y con sus delicadas manos desde esta silla no deja de elaborar dulces y aunque asegura ya no tener las mismas energías que años atrás, para ella este emprendimiento es su vida y aunque son sus tres hijos los que actualmente están frente al negocio, ella no quiere dejarlo de lado.

Mientras avanzaba en la elaboración de uno de los dulces más reconocidos por los clientes, en el área de producción el trabajo no paraba.

La dulce tradición que inicia en las manos de estas tres mujeres, que permanecen de pie batiendo por más de una hora la leche y otros ingredientes para la preparación, pues la clave es dejar la mezcla en el punto exacto.

A pocos metros en la misma área de producción otras cortaban cocos y colocaban las mezclas en estas bandejas para esperar cierto tiempo para poder desmoldarse y hacer los cortes correspondientes.

Y es que desde aquí diariamente se elaboran más de 200 libras de dulces artesanales para que este producto nunca falte en San Vicente, pues en la sala de venta hay clientes que demandan los sabores de esta tradición.

El éxito de los dulces es el proceso artesanal que han realizado por más de 160 años, tiempo en el que han contribuido en la generación de empleos.

Esta variedad de dulces artesanales son preferidos por los salvadoreños en el exterior y turistas, es por eso que esta familia planea enviar sus productos fuera de nuestras fronteras y reabrir una de sus tiendas en el municipio de Santa Tecla.

Mientras tanto seguirán endulzando el paladar de los salvadoreños desde el departamento de San Vicente, donde esperan seguir creciendo.