sábado 28 de noviembre 2020

La historia del Ferrari de 1 millón de dólares que Maradona rechazó

Fue un regalo del presidente del Napoli tras ganar la Copa del Mundo de México '86

Tras la muerte de Diego Armando Maradona, han comenzado a salir una infinidad de anécdotas e historias protagonizadas por el astro del fútbol. Una de las más curiosas y que dan luces de la particular personalidad del exfutbolista, es la que tiene relación con el Ferrari de 1 millón de dólares que el presidente del Napoli le regaló, pero que el "10" rechazó, según ha contado en varias ocasiones Guillermo Coppola, quien fue por 18 años su representante.

Era 1986 y Maradona venía de ganar la Copa del Mundo de México '86 con Argentina. Se había coronado como el mejor jugador y era considerado un ídolo luego de marcar el "gol del siglo" frente a Inglaterra. Estaba en la cima de su carrera y todo lo que pidiese se le concedía.

Pero los gustos de Maradona no eran baratos, menos cuando se trataba de autos. El argentino quería un flamante Ferrari F40 de color negro y así se lo hizo saber a Coppola. Para satisfacer los deseos del futbolista, su representante hizo llamadas al más alto nivel, que incluyeron al fundador de la marca, Enzo Ferrari y al presidente de la compañía, Luca Cordero di Montezemolo.

De algún modo Coppola convenció a la compañía italiana para tener el auto en tiempo récord y con el capricho del "Pelusa" de que fuera de color negro, en un tiempo en que los deportivos solo eran de color rojo. Pero además, Coppola convenció al presidente del Napoli, Corrado Ferlaino, que pagara el doble del precio original.

El auto costaba 470.000 dólares, pero el representante le dijo que costaba 870.000 dólares más 130.000 del cambio de pintura. En total, un millón de dólares. Dinero que le prometió recuperar en un partido amistoso. Sin embargo, la reacción de Maradona no fue la esperada. Cuando se subió al deportivo y tenía el motor andando, Diego se percató que no tenía equipo de audio, aire acondicionado ni tapizado en el interior de las puertas.

"Esto es un auto de carrera, no tiene estéreo, no tiene aire acondicionado; les sacan peso porque son de carrera", le explicó Coppola.

El argumento de su representante no convenció al deportista y pidió que lo devolvieran porque ya no lo quería. Finalmente Maradona se quedó con el auto después que le hicieran los cambios que quería. No hay que olvidar que la historia viene de la boca del propio Coppola, el que por años ha sido criticado por hacerse rico a costa del deportista.

Tras 18 años de amistad, la relación se cortó en medio de fuertes acusaciones. Del Ferrari F40 negro no se conocen imágenes.

Foto: Shutterstock

Cerrar