sábado 05 de diciembre 2020

El ‘pequeño milagro’ de Molly: niña nació de un embrión que llevaba 27 años congelado

El embrión estuvo congelado desde 1992 antes de ser transferido al útero de la madre el 10 de febrero, lo que significó batir un récord mundial.

Era algo impensado hasta hace unas décadas, pero ahora es posible. Se trata de una bebé que acaba de nacer en Estados Unidos de un embrión congelado en 1992, lo que significó batir el récord mundial en conversión de embriones congelados.

Ella es Molly Everette Gibson, quien nació en octubre de este año, después de pasar más de 27 años congelada como embrión antes de ser transferida al útero de su madre el 10 de febrero. El tiempo que el embrión pasó en conservación congelada marca un nuevo récord, según investigadores de la Biblioteca Médica de la Universidad de Tennessee en Preston.

El récord anterior lo estableció su hermana, Emma Wren Gibson, que nació en 2017. El embrión fue congelado a finales de 1992 y permaneció así hasta febrero de 2020, cuando Tina y Ben Gibson, en el estado de Tennessee, la adoptaron.

"Si me hubieras preguntado hace cinco años si no solo tendría una niña, sino dos, te habría dicho que estabas loco", relató la madre a la BBC.

La familia luchó contra la infertilidad durante casi cinco años y al no conseguirlo adoptaron un embrión. "Es difícil entenderlo", aseguró la madre a The Post."Pero, en lo que a nosotros respecta, Molly es nuestro pequeño milagro", añadió.

Foto: NATIONAL EMBRYO DONATION CENTER.

Cerrar