Miércoles, 5 de Diciembre de 2018 | 4:24 pm

Macri: es duro que Boca-River se juegue fuera de Argentina

El presidente argentino Mauricio Macri admitió el lunes que es un "golpe duro" que la final de la Copa Libertadores se juegue fuera de su nación a raíz de los desmanes provocados por hinchas.

Mauricio Macri, presidente de Argentina: "Es un golpe duro porque nunca más nos puede volver a pasar que nos digan que nosotros no podemos organizar algo en la Argentina".

La Conmebol decidió que el clásico entre Boca Juniors y River Plate se juegue el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid luego de que el encuentro definitivo entre los dos gigantes del fútbol argentino se suspendiera el 24 de noviembre, cuando hinchas de River arrojaron piedras y botellas contra el autobús que trasladaba al plantel de Boca a pocas cuadras del estadio Monumental.

Ambos clubes argentinos están en desacuerdo con la decisión de la Conmebol.

Boca, por su parte, ha pedido que se le declare campeón y que River sea descalificado por la violencia que sufrieron sus jugadores.

Macri dijo que su gobierno impulsa una iniciativa legislativa que será debatida en los próximos días.

El proyecto, según el mandatario, determinará que los jueces no tengan "camino alternativo" y penen "con cárcel efectiva a aquellos que son violentos y aquellos que colaboran con los violentos".
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios