Viernes, 22 de Marzo de 2019 | 5:55 pm

La devolución de los cascos de guerra de las Malvinas ayuda a curar las heridas

Casi 37 años después de que Argentina y Gran Bretaña pelearan una guerra por las Islas Malvinas, los veteranos y familiares de los que murieron dicen que la recuperación de ciertos objetos tomados como trofeos de guerra ha ayudado a sanar sus cicatrices.

Jorge Altieri perdió un ojo y parte de su cerebro en una explosión durante la batalla del 12 de junio de 1982 por el Monte Longdon, dos días antes de que se detuvieran los combates.

El casco que le salvó la vida le fue devuelto recientemente, décadas después de que lo perdiera en el campo de batalla.

Jorge Altieri, Veterano Argentino de la Guerra de las Malvinas: "Lo uso como osito de peluche mío, está al lado mío, así que me la paso la mayor parte del tiempo mirando el casco porque no puedo dejar de mirarlo, lo que hizo para resistir que me volara la cabeza las esquelas de la bomba".

Después de que se declarara el alto al fuego de la guerra el 14 de junio de 1982, su casco fue llevado a Londres por un paracaidista británico que lo había recogido de un montón de objetos militares.

Cuando el paracaidista falleció, fue guardado por su familia hasta que fue comprado por un anónimo empresario argentino que se lo hizo llegar.

En una historia paralela de reconciliación, el veterano argentino Diego Carlos Arreseigor anunció que quiere devolverle el casco manchado de sangre de Alexander Shaw, soldado británico caído con 25 años, a su hermana Susan, en abril o mayo.

Diego Arreseigor, Argentino Veterano de la guerra: Tenía 15 años cuando su único hermano viaja a la guerra y no vuelve. Así que me puse a pensar el dolor de esta mujer, el dolor de toda esta familia, de sus padres que murieron, habiendo perdido a su hijo, y bueno todo esto me llevó a decidir en diciembre que iba a viajar a Inglaterra, para entregárselo personalmente".

Arreseigor recogió el casco y lo guardó. Hace algunos años notó el nombre del británico que lo usó marcado en su interior.

Argentina perdió la guerra por el archipiélago del Atlántico Sur después de una desafortunada invasión en 1982, que se cobró la vida de 649 argentinos y 255 soldados británicos.

Los británicos insisten que las islas son territorio de ellos y las reconocen como Falklands Islands, no Islas Malvinas.

Tras décadas de tensas relaciones, se experimentó un deshielo, cuando un acuerdo permitió a un equipo multinacional de expertos exhumar e identificar los restos de decenas de soldados argentinos caídos.

Anne Marie Garcia, Associated Press

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios