Viernes, 14 de Septiembre de 2018 | 2:05 pm

La ayuda alimentaria no llega a las familias que más la necesitan en Yemen

En Yemen, las familias con niños hambrientos solo tienen para comer las hojas de una vid local, hervidas hasta convertirse en una pasta verde ácida y agria.

La ayuda alimentaria internacional no llega a las familias que más la necesitan, incluso cuando los padres y los niños se debilitan por hambre.

En la aldea de Mashrada, la bebé Zahra de siete meses fue tratada por desnutrición severa en una clínica de salud y está en riesgo de morir. Su familia sin dinero no puede llevarse a la pequeña a casa, pero la clínica tampoco tiene los recursos para ocuparse de ella.

Umm Zahra, madre de una bebé de siete meses desnutrida: "Mi hija Zahra tiene siete meses. Desde el día en que nació, no encontramos leche ni comida y sólo tenemos las hojas para cocinar y comer. No tenemos dinero. No recibimos ninguna ayuda, ni siquiera dinero para el transporte para ir al hospital. Las organizaciones (ONG) no acuden a nosotros. Visitan a los que no necesitan ayuda. A los pobres no les prestan atención".

En el centro de salud de Aslam, el único del distrito, donde no hay pediatras, ni electricidad, ni oxígeno, han llegado decenas de niños en las últimas etapas de desnutrición, el personal los pesa, los mide, pero no tienen mucho más que ofrecer.

Makiya Mahdi, directora del Centro de Salud Al-Thalouth: "En una semana, recibimos un promedio de 17 casos de desnutrición aguda más severa, no a nivel promedio o natural, severa, hasta los huesos y este es un indicador peligroso para un distrito con este tamaño que incluye la periferia fronteriza. El hambre está dominando a la gente de estas regiones".

En el norte de Yemen no llega la ayuda internacional a los que más lo necesitan, y las organizaciones humanitarias están abrumadas.

La guerra civil de Yemen ha arruinado la ya frágil capacidad del empobrecido país para alimentar a su población.

El número de personas en todo el país que se morirían de hambre si no recibieran ayuda aumentó en una cuarta parte durante el año pasado, situándose ahora en 8,4 millones de los 29 millones de habitantes de Yemen, según cifras de la ONU.
  

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios