Viernes, 11 de Enero de 2019 | 5:19 pm

Hoteleros incorporan China tradicional con una nueva experiencia turística

Lejos del ajetreo de Beijing, en la provincia suroccidental de Yunnan, una pareja de los EE.UU. ha invertido medio millón de dólares en el Centro Linden, un hotel de lujo y un negocio de turismo sostenible centrado en la comunidad, que promete vislumbrar la auténtica China.


El Centro Linden es una antigua residencia de dos pisos con patios empedrados, enormes vigas de madera y hermosas antigüedades esparcidas por la propiedad de 3.700 metros cuadrados. Además cuenta con gimnasio, biblioteca, bar, fuentes que gorgotean, estatuas de piedra desgastadas, y un amplio patio elevado.

Los turistas como la canadiense Susan Van Tine se impresionan también con los paisajes espectaculares: "El hotel es realmente intrigante porque es una antigua casa de patio que ha sido convertida. El bosque es muy viejo y tienes una hermosa sensación de edad a medida que entras. El dueño es asombroso porque está tan dedicado a tratar de incorporar a todos en el pueblo de una manera u otra".

Brian y Jeannee Linden, salieron de Estados Unidos para firmar en 2007 un contrato de arrendamiento de 20 años y enfrentar en China grandes desafíos.

Brian Linden, Fundador del Hotel Linden: "Empezamos el Hotel Linden por nuestro respeto a la cultura tradicional china. Me había sentido perdido cuando estaba en los Estados Unidos. No pude encontrar mi sueño americano. Cuando vine a China, sentí que había encontrado una guía en mi vida. Si yo no fuera 'adoptado' por China o por los chinos, no podría sentir tanta felicidad en mi vida".

Con este centro los Linden esperan crear un nuevo mercado donde la historia y la cultura china sean valoradas tanto como las piscinas infinitas y el servicio de habitaciones.

Anne Marie Garcia, Associated Press
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios