Martes, 9 de Octubre de 2018 | 2:13 pm

Haitianos duermen a la intemperie por temor a replicas

Miles de personas a lo largo de la costa norte de Haití sacaron colchones y sillas afuera el domingo y el lunes por temor a nuevos temblores tras al terremoto de magnitud 5,9 que mató a por lo menos 12 personas y causó heridas a 188 durante el fin de semana.

Muchos se preguntaban cómo harán para reconstruir sus comunidades luego del temblor del sábado por la noche y de los remezones de magnitud 5,2 del domingo. Numerosos residentes de Puerto de la Paz y otras localidades de los alrededores tenían miedo de volver a sus precarias viviendas de hormigón, temerosos de que se derrumbasen.

Uno de ellos era Marc-Sena Docteur, un carpintero de 24 años cuya novia falleció en el terremoto. Dijo que la muerte de ella le dejó con mucho dolor y ahora él y su bebita de nueve meses están solos sin ayuda alguna. "No estaba listo para esa situación", dijo.

Haití es un país muy pobre donde mucha gente vive en condiciones extremadamente precarias, vulnerables a terremotos y huracanes. Un terremoto mucho más fuerte, de magnitud 7,1, causó grandes destrozos en la capital y mató a unas 300.000 personas en 2010.

Rosalba Ruíz, Associated Press
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios