Jueves, 20 de Abril de 2017 | 1:30 pm

Fue a encuestar a una abuelita y ella cuando lo hizo pasar a su casa se llevó la sorpresa de su vida

Bastián llegó hasta la casa de Teresa para encuestarla, pero no imaginó que al contar su historia en Internet, todo el mundo lo aplaudiría.

Cargando el player...

Bastián Ükeline es un chico que nunca imaginó lo que viviría en la jornada del Censo que se realizó en Chile este 19 de abril.

El muchacho estaba encuestando a las personas en sus casas para cumplir con este trámite, al igual que otros 500 mil voluntarios, hasta que llegó a la casa de la señora Teresa.

Ella muy amablemente lo recibió y le empezó a contar sobre su vida, mientras el chico llenaba el formulario. Fue ahí cuando nació una mágica conexión.

bastian

La mujer le comentó que no veía a sus hijos hace años, que una de sus hijas había muerto y que vivía sola. Le alegraba recibir una visita.

La abuela Teresa, como forma de demostrar su cariño le llenó de yogur, galletas y gaseosas su mochila. "Juro que intenté decirle que no, pero de alguna forma logró llenarme de comida la mochila y su gesto estaba lleno de tanto amor que no podía seguir negándome. No entendía, pero el cariño no se hizo para entenderlo", dice Bastián en su relato.

galletas

Cada voluntario que censó, recibirá un pago de 15 mil pesos, unos 23 dólares, pero para este muchacho la paga será mucho más grande.

"Me inscribí en el censo porque dije: 'en 2 meses serán 15 lucas que no tendré', pero si me dijeran que no hay pago monetario y supiera que conocería a alguien como usted, sería su censista todas las veces que fuera necesario", finaliza en su post en Facebook.

Fotos: Bastián Ükeline - Facebook



pixel

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios

America/El_Salvador