Viernes, 19 de Julio de 2019 | 12:54 pm

Esquema de vacunación en El Salvador

Latinoamérica es una de las regiones más vulnerables a enfermedades, los esquemas de vacunación han logrado con éxito revertir los casos. El Salvador para los próximos años espera cubrir el 95% de la población.

Las vacunas son necesarias para el bienestar de las personas y de la sociedad a cualquier edad son indispensables para inmunizarnos de enfermedades que nos costarían la vida, cada año de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud se salvan 2.5 millones de vidas que se sometieron a tratamientos con vacuna, grupos de escépticos han proliferado en Europa y Estados Unidos y podrían revertir la situación.

En Latinoamérica el movimiento antivacunas, no llega con la fuerza que lo hace en otras latitudes, los esquemas de vacunación en la región siguen estando al frente de las necesidades de las poblaciones, las vacunas en el país se administran de la siguiente forma:

Recién nacido:
Bcg previene tuberculosis, hepatitis b

De 2 a 6 meses:
Difteria, tosferina, tétanos, hepatitis b, influenza tipo b, poliomielitis, rotavirus, neumococo

A los 12 meses:
Contra sarampión, paperas, rubéola, neumococo

De 12 a 15 meses:
Refuerzo de pentavalente y polio de forma oral.

A los 4 años:
Difteria, tosferina y tétanos

Adolescentes, adultos y adultos mayores:
Tétanos y difteria y neumococo

Mujeres embarazadas:
Tétanos, difteria, tosferina e influenza

Grupos en riesgo:
Tétanos, difteria, hepatitis b, sarampión rubéola, influenza y neumococo.

Los salvadoreños sin importar la edad están conscientes que las vacunas a cualquier son garantía de buena salud.

El Salvador necesita invertir al menos 60 millones de dólares en vacunas, actualmente el presupuesto ronda entre 10 y 12 millones, aunque las acciones de las nuevas autoridades podrían cambiar el panorama.

El acceso a información de confianza, derriba las barreras en los países de Latinoamérica que son los más vulnerables a enfermedades, uno de los últimos casos sucedió en México donde un niño diagnosticado con tétanos falleció por tener incompleto su cuadro de vacunación, hasta 2017 la cobertura en El Salvador era de 85%, para los próximos años esperan llegar al 95%.
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios