Jueves, 9 de Febrero de 2017 | 1:55 am

Cientos de pescadores están preocupados por un extraño marisco que los perturba

Las jaibas rojas rompen las redes cuando entran en ellas. Este marisco no se puede comer, por ende no se vende. La plaga de jaibas les impide pescar bien.

Cargando el player...

La presencia de la jaiba roja en las aguas de Ahuchapán está generando desesperación en los pescadores. Ya no hay peces en el mar casi y además la arena de la playa está saturada de jaibas rojas, lo que está generando insalubridad. 

Déjanos tus comentarios