Martes, 11 de Septiembre de 2018 | 12:58 pm

Aspectos sin resolver del caso Carla Ayala

Aunque las investigaciones del caso Carla Ayala avanzan, aun existen cabos sueltos por resolver lo antes posible, advierte el juez Arévalo Ortuño.

Pese a que el ministerio público ya confirmó mediante pruebas de ADN que las osamentas encontradas en San Francisco Javier, Usulután, corresponden a la agente Carla Ayala, el caso no está resuelto; todavía falta escudriñar el proceso legal, dice el juez sexto de instrucción, Roberto Arévalo Ortuño.

El 3 de enero de este año, 4 policías élite enfrentaron la audiencia inicial en el juzgado sexto de paz. Hasta esa fecha, se presumía la muerte de la agente, pero se consideraba desaparecida, por lo que la Fiscalía presentó la tipificación del delito como privación de libertad, aquí, se señalaba a Juan Josué Castillo como el principal sospechoso.

Seis meses después, se capturó a otros 7 supuestos implicados, pero en esta ocasión, Fiscalía cambió la tipificación de los delitos contra los detenidos.

Esta etapa del proceso, pasó al juzgado especializado para una vida libre de violencia para la mujer y alias samurái, ni siquiera aparece en el requerimiento, es decir que existen dos acusaciones de un mismo hecho, consciente de tal situación, el ministerio público presentó un escrito en la que solicita una audiencia especial, pretenden demostrar al juez sexto de instrucción, bases que lo lleven a declarar feminicidio agravado y así todo el caso se ventile en el juzgado especializado.

La audiencia especial se celebrará el próximo 14 de septiembre, hasta ese entonces se determinará el aplicador de ley que conocerá y resolverá el caso.

Calificarlo o no como feminicidio, podría variar la condena hasta en 20 años de prisión, pero esta será la salida para uno de los laberintos, luego de 9 meses, no tener bitácora de llamadas, es preocupante opina el juez Arévalo Ortuño, el caso podría estar resuelto de triangular y descifrar a quién pertenece la voz que instó a Juan Josué a agredir a Carla Ayala.

El jefe fiscal, sostiene que será tarea de la PNC en coordinación con la Interpol, poner tras las rejas a samurái.

Existen al menos dos hipótesis sobre el paradero de este ex miembro de la extinta unidad élite: una de ellas es que reside en el extranjero y otras voces son de la teoría que la llamada recibida la noche del 29 de diciembre fue de mando superior, suponen que para encubrir de donde vino la orden, también habría sido asesinado.
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios