Miércoles, 11 de Julio de 2018 | 5:39 pm

Captadores de niebla, la esperanza de comunidades agrícolas

Las comunidades agrícolas en zonas desérticas de Sur América han encontrado creativas formas de obtener agua dulce de la nubes de neblina.

Las comunidades agrícolas de Coquimbo, en el norte de Chile, justo al sur del desierto de Atacama, son algunas de las zonas más resecas de la tierra, por lo que en la región se impulsan los mecanismos conocidos como captadores de niebla, que se han convertido en la última esperanza para combatir las graves sequías que afectan la zona.

La niebla tiene el potencial de proporcionar una fuente alternativa de agua dulce y se puede cosechar mediante el uso de sistemas de recolección simples y de bajo costo.

Se captura el agua de la niebla con dispositivos colocados contra la dirección del viento, a medida que esta pasa por los aparatos, la humedad se condensa y se obtiene agua limpia y potable.

Estos retenedores se colocan en aéreas montañosas de alrededor de 700 a 1000 metros de altura, cerca del mar, donde la precipitación de lluvias es en promedio es menos de 50 milímetros por año.
  

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios